Federarse desde diciembre

El CEM sigue su compromiso con DEBRA – Meryl Sport Trail Cara Los Tajos

Una carrera no es solo correr….
Desde el Club de Escalada Marbella seguimos con nuestro compromiso de hacer visible nuestra labor de apoyo a DEBRA España.

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨
Todo empezó con una llamada de teléfono del José Carlos del Toro del club Alpino Benalmádena Irontriath. Un encanto de persona que siempre estaba dispuesto echarme una mano cuando se lo pedía en mis aventuras para la asociación DEBRA. Era él quien me ayudó realizar las maravillosas banderas grandes que ahora forman parte imprescindible de cada apariencia de la asociación en un evento deportivo o cultural.

Llamó para preguntar si nos apetecía hacer de escoba en la carrera ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨ que encima era el Campeonato de España individual y por selección autonómica de Carreras por Montaña FEDME – Gran premio Salomon Buff (para todos los participantes federados FEDME), siendo la primera vez que un evento de esta magnitud se celebre en Andalucía. No estaba en mi calendario de actividades a pesar del compromiso que muestra el club en apoyo a Debra España y que no hay cartel sin logo de debra. La oferta ha sido demasiado tentadora y cuando comprobé que mi compañera de locuras Andrea puede asistir no dudé ni un segundo más.  Como nos lo pasamos tan bien ya en otra carrera haciendo de limpiadoras pues íbamos con ilusión doble y cuando ya se unió a nosotras nuestra alma de salidas montañeras Pino el plan parecía ya una salida inmejorable. Es como si a los niños les prometéis que vayan a ir a los cacharritos de la feria. Justo así nos sentimos nosotras tres con el gran plan de pasar juntas unas horas en el monte.

Así que el domingo 26 de abril 2015 nos hemos levantado muy pero muy temprano y tiramos hacia Alhaurín el Grande.Para poder pillar un parking en el mismísimo fondo del recinto. Yo con preocupaciones tipo ¨chicas pero si llegamos demasiado temprano no podremos salir de aquí porque la salida estará bloquea por la llegada de la meta!¨ Como todas ponían cara de no tener prisa hemos decidido que nos quedamos y si toca esperar pues esperaremos lo que haga falta. Claro, en ese momento a nadie se le iba ocurrir que nuestro problema puede ser justo lo contrario que es ¨Estará el recinto todavía abierto cuando nosotras terminaremos con nuestra labor?¨ Con esto os podéis imaginar que lo que uno pretende de lograr en una montaña no depende de uno mismo, sino de la gran montaña.

La carrera empezó a punto como es de costumbre en las carreras organizadas por el club Alpino Benalmádena Irontriath, no las podemos encontrar fallos por mucho que busquemos. No se puede ser mas perfecto y minucioso en organizar evento deportivo. Antes de la salida una pequeña reunión para ver quien va con quien y que parte del recorrido nos toca a limpiar. De repente hubo escobas por todas partes y eso parecía una procesión de las multitudinarias. Al aclarar los detalles y asignar los tramos y grupos se nos asignó la parte de la salida hasta la bola con otros compañeros y todos contentos.

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨

Mis niñas que nunca protestan y aguantan a DEBRA cuando y dónde haga falta!!

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨

Salimos 6 barriendo la cola de la carrera. Nosotras tres con claras ganas de reír, charlar y pasar un día genial juntas en la montaña acompañadas de las mariposas DEBRA y cartelitos por dónde podemos colocárnoslos para hacer visible nuestra causa. Parecía que ya hemos encontrado nuestro gran sitio dentro del mundo de las carreras x montaña! La cola! El sitio perfecto para ir sin agobios de los cortes de tiempo, tener que estar atentas a dejar paso a los que vienen mejor preparados o perdernos. Lo último casi un hecho imposible en esta carrera!!!! No creo que hay una carrera igual señalizada en toda España con semejante cantidad de balizas, banderillas y carteles que por supuesto nos tocaba recoger a nosotras. A partir del km 4 hemos sacado nuestras herramientas de batalla y con una gran sonrisa hemos tirado por el camino de los seniors a empezar hacer nuestra gran labor de limpieza absoluta y llevarnos todo lo que no debe estar en el monte después de una gran carrera. Vamos que si nosotras somos las responsables de dejar el campo como los chorros del agua ponemos nuestra alma a ello y no nos para nada ni nadie! Enseguida nos hemos dado cuenta que esta labor no va ser tan rápida como en otras ocasiones por la forma de como se han atado los nudos de la balizas. Nada de ir corriendo, tirar de la baliza con una mano y seguir corriendo. Nanay! El plan tenía que ser el siguiente: Paro – abro cuchillo – corto la baliza – cierro el cuchillo para no clavármelo dónde no me conviene en el medio del campo – meter la cinta y sus trocitos en la bolsa y los 20 o 30 m volver a hacer lo mismo y tener que repetir la acción los siguientes 18 km aproximadamente.

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨

Lo malo vino cuando el viento de una fuerza impresionante junto con la lluvia y la niebla nos cayo de lleno subiendo una parte de la carrera que a los que organizan les encanta meter para hacer sudar a los participantes y sacarles de los cuerpos lo que no se creen que pueden sacar. Nuestra minuciosa labor se tenía que modificar ligeramente en lo siguiente: pilla la bolsa de basura con las piernas o échate encima en la mayoría de los casos por la racha de viento tan fuerte – abre el cuchillo – corta la baliza sin que se te vuela ningún trocito – cierra el cuchillo pero esta vez sin broma si no el viento te lo clava dónde le de la gana – mete la cinta en la bolsa pero ojo que no se de cuenta el viento que la bolsa tiene una abertura que si no volamos como un parapente junto con la bolsa. Pues así hasta la cima de esa crestita tan maja! La visibilidad 10m y no podíamos ni gritarnos porque no se escuchaba nada.

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨

Aquí también empezó aparecer un nuevo elemento llamado ¨hilo de la abuela fluorescente!¨ Menudo inventillo el hilito ese. Vaya que si lo podría guardar le pido a la abuela que me haga un chaleco para montar en bici y no paso desapercibida por nadie jamás. Gracias a la lluvia y viento el hilo se convirtió en otro elemento de batalla para dejar el campo limpio mientras se lo llevaba el viento y se enganchaba en todas las plantas y con los dedos congelados, remojados y sin tacto parecíamos unas luchadoras de kung fu recogiendo los metros de cintas y hilos sin que se nos escapasen. Como nosotras jamás nos hemos rendido en ninguna carrera hasta ahora tampoco lo íbamos hacer en una dónde nos cayó la responsabilidad de dejarlo todo impecable y limpio. Se nos borró la sonrisa de la cara y creo que cada una con su propia lucha interna iba avanzando cumpliendo con lo prometido sin perder de la vista las otras dos en ningún momento y deseando que se acabe la subida para cambiar el rumbo y poder escapar de la lluvia y fuerte viento que nos impedía avanzar a un ritmo decente. Por fin llegó el momento de menos viento y a pesar de estar caladas, cargadas de bolsas de basura y Pino abrazando estacas como podía para no perder ni una sentimos un gran alivio y nos volvimos a reír. Lo poco que uno necesita para sentirse mejor – menos viento nos sabía casi como estar en la playa tomando el sol. Seguimos y nos encontramos un avituallamiento abandonado dónde pudimos soltar las estacas pero no las cintas pero hasta eso ya era un alivio. A pocos metros de aquel avituallamiento apareció un coche que en ese momento parecía ser nuestra gran salvación hasta que vimos que va hasta el techo de los otros barrenderos que iban delante nuestro recogiendo lo que podían. Por lo menos alguien sabía que todavía estamos dando vueltas por ese monte tan inhóspito ese día. Como sabíamos que todavía quedaba un trozo de recorrido sin limpiar hemos apurado las fuerzas y sin obligar a los chicos del coche ser caballeros y reemplazar el supuesto sexo débil hemos vaciado las bolsas en el coche y nos indicaron dónde nos va esperar un coche para recogernos después de finalizar la última parte del recorrido hasta la bola. El tramo era duro porque volvimos a ser el juguete del viento con aún peor visibilidad que ya para entonces era 5m y era una zona que requería una señalización minuciosa y muchos metros de cinta y famoso hilo que nos llevó hasta la famosa bola que cuando de repente apareció entre la niebla era como ver la Torre Eifel en París por primera vez. La BOLA de los…. por fin estaba allí y eso en circunstancias normales significaría la meta para nosotras. Desde aquí nos iban bajar en coche en circunstancias normales y eso era el plan por la mañana que como bien sabemos lo que uno planea en el monte la naturaleza se lo va cambiando a su antojo y así nos tocó apechugar y bajar al punto de encuentro improvisado con las bolsas unos km más. Gracias a Andreita que siempre sabe por dónde tirar para llegar a los sitios nos llevó hasta el punto de encuentro dónde nos iba esperar un coche que se convirtió en algo muy pero muy deseado de ver. Como ya no nos azotaba el viento volvimos a reír y las bolsas nos servían de amortiguación en caso de resbalones y Pino que llevaba las estacas parecía una niña corriendo con un gigante florero. Yo sacaba el último bocata para no desmallarme y no entendía como las dos pueden marchar toda esa carrera sin comer porque yo ya llevaba dentro otros dos bocatas un gel y chocolate. No se de que masa están echas pero es una masa que necesita muy poco combustible. Llegamos a punto del encuentro y no hubo coche que nos esperaba solo lluvia con niebla. Nos resguardamos y sacamos teléfonos para ver si podemos averiguar dónde esta el deseado modo de transporte pero por desgracia no había cobertura así que teníamos exactamente 60´para decidir que hacer y como unas buenas ¨pijas barbies¨ del monte hemos decidido no soltar ni un gramo de basura para que lo vengan a buscar mas tarde y tiramos para bajo que pase lo que pase porque lo que no podíamos hacer es quedaros paradas.

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨

Cobertuuuuraaaaaaa……..
Socorrroooo

Bajando desde el puerto de las Encinas empezamos a entrar en calor y la niebla iba desapareciendo poco a poco. Al llegar a la fuente del Acebuche el teléfono empezó a tener cobertura y entró la llamada de Jose Carlos que nos mandó un coche que nos recogió a 1 km de la meta. Así que después de 8 horas de lucha contra el mal tiempo y las risas hemos cruzado la casi recogida meta dentro de un coche de protección civil con la sirena en marcha sanas y salvas. Ha sido duro, emocionante, enriquecedor pero hemos cumplido hasta el último metro con lo prometido y hemos compartido un día muy especial en compañía y una vez más nos hemos demostrado a nosotras mismas que hay pocas cosas en esta vida que nos hagan dar marcha atrás y que la gran fuerza del compañerismo que he sentido en esta carrera por parte de mis gran acompañantas es algo que no se puede comprar en ningún sitio ni se aprende leyendo un libro ni se siente viendo una película. Solo se experimenta en situaciones extremas cuando uno abandona su zona de comodidad y entra en una zona dónde lucha por casi sobrevivir y en esa lucha nunca se olvida de su compañera de aventura. Nosotras solo hemos luchado unas horas y lo hemos decidido nosotras mismas. Los papis de todos los afectados de la enfermedad de la mariposa no tienen esa suerte de poder decidir si quieren o no luchar y cuando. Luchan a diario sin descanso sin saber que les espera el día siguiente y son ellos que me acompañan en mis pensamientos cuando peor lo estoy pasando porque la fuerza que necesita un niño y sus familiares para convivir con esta enfermedad es aún mayor a la que me toca sacar a mi para llegar a la meta. Por esta razón justamente hace 3 años en esta misma carrera corrí por primera vez con el logo de DEBRA en mi camiseta y que a partir de ese día mi paseo por el monte ha adquirido un significado diferente. He llevado DEBRA dónde me dejaron llevarla y en el Club Escalada Marbella nos hemos comprometido en dar nuestro apoyo a esta asociación un año más y no solo cuando nos colgamos de la roca.

Una experiencia única desde luego y quien logró llegar hasta aquí leyendo es todo un campeón hoy en día en el mundo moderno de pocas palabras y muchas imágenes.

La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨ La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨ La otra cara de ¨Meryl Sport Trail Cara Los Tajos¨

Anka Englisova Svoren

X

Las cookies recogen información en tu navegador web para ofrecerte una mejor experiencia online. En clubescaladamarbella.es utilizamos cookies, si continuas navegando consideramos que aceptas su uso. Nuestras cookies

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close